I I I

– Por qué crees que los medios no te influyen –

 

De los muchos tipos de personas que podemos dibujar existe una taxonomía que seguirá apuntándonos con el dedo. Aunque, lejos de sentir como se nos clava en el ojo y abrirnos al diálogo, seguiremos con la cabeza gacha, vomitando silencio sobre el teléfono móvil. Una línea trazada que evidencia otro de esos recursos en el mundo tan escasos como injustamente repartidos, la autocrítica:

Los que no sabemos,

y los que no sabemos que no sabemos.

Las personas necesitamos un referente, un contexto ideológico y cultural a través del cual construirnos a nosotros mismos, para convertirnos algún día, quizás, en el nuestro propio. Sin embargo, más allá del romanticismo del ‘make yourself’, ¿conocemos realmente aquello que sostiene a nuestras ideas?, ¿en base a qué construimos cada una de nuestras opciones?…¿cuánto hay de ti y cuanto del resto en tu discurso o en tu óptica?, ¿dirías que eres: menos, igual o más influenciable que el resto?

Más de lo que piensas.

En relación a la influencia que ejercen los medios de comunicación, el sociólogo W. Phillips Davison, acuñó el término ‘Efecto Tercera Persona’ para referirse a la creencia que tenemos las personas de considerarnos inmunes respecto a la influencia que los medios de comunicación tienen sobre nosotros, pero que en cambio, creeríamos que dicha influencia sí ocurre cuando se trata de los demás. Se denomina 3era persona ya que YO (1era persona) no suelo ser persuadido por los medios, TÚ (2nda persona) con quién me une una amistad, relación, etc y con quien comparto muchos de los valores y creencias que nos definen , o lo que es lo mismo, tú que te pareces a mí, tampoco te dejas persuadir; sin embargo EL/ELLA/ELLOS (3era persona), el resto de la gente, sí.

La bases en la que se fundamenta son por un lado la ‘Ignorancia Pluralista’ o creer que el resto de personas no tienen la capacidad de darse cuenta de que están siendo persuadidas y, por otro, la ‘Ilusión de Invulnerabilidad’, es decir, creernos menos sensibles a la influencia y persuasión.

Es una de las mil maneras diferentes que tiene nuestra mente de hacernos sentir seguros…un arraigo a nuestra voluntad e identidad, una forma de sustentar esa necesidad que tenemos de sentir que controlamos las riendas de nuestras vidas.

 

Sapere aude

 

– se publicó primero en S y k h e

Licencia de Creative Commons I I I by S y k h e is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Rate this post